jueves, 17 de abril de 2014

Estudiantes 0 - 0 River

"Partido raro" diría Pedro. No fue un gran partido de Estudiantes, pero con muchas bajas y frente al escolta este equipo siempre responde. Puede jugar mejor o peor, ser más claro en ataque, más o menos contundente, tener mayor o menor solidez en defensa, más precisión, etc., pero hay una línea de juego clara, sin ambiciones líricas desmedidas, y una cuota de actitud y sacrificio que estuvo presente durante todo el campeonato (salvo quizás en la única derrota en estas 14 fechas).

En un primer tiempo donde ambos equipos se midieron cada uno tuvo sus situaciones, la más clara el penal muy mal ejecutado por Carrillo, y por el lado de River una de Cavenaghi donde de haber pateado al primer palo convertía sin resistencia. En el segundo tiempo River mejoró y por momentos dominó a Estudiantes. Y tuvo dos claras, las dos con Cavenaghi y en ambas Rulli respondió de manera brillante. Con la necesidad de enfriar el partido Rulli, como si tuviera 300 partidos en Primera, se tiró al piso acusando un dolor en el hombro y Pellegrino pudo dar indicaciones para reordenar el equipo. El partido cambió, el dominio pasó a ser de Estudiantes y River cada vez se enamoraba más del empate.
A los 30' tras una corrida bárbara de Jara, una habilitación justa y una buena definición de Carrillo, el palo le dijo que no por primera vez a Estudiantes. Tras una corrida del otro Jara y una serie de rebotes, otra vez el palo y un rebote en Maidana le negaron el triunfo. Finalmente, en el último minuto un yerro en la defensa de River le dejó servido al uruguayo Olivera el gol del triunfo. Pateó fuerte pero al bulto y tapó Chichizola, el rebote le quedó a Luna, de patético segundo tiempo, que sin embargo le pegó bárbaro. La pelota se le metía a un arquero que había quedado descolocado, pero sin embargo un desvío justo en un defensor la mandó al corner.

En el aspecto individual otra vez enorme lo de Rulli, firmes los centrales, buen partido del pibe Rosales que se va afirmando, otra vez muy bueno lo de Leo Jara y el otro Jara se encuentra en un gran nivel y fue una pesadilla para la defensa de River.

Por ese final para el infarto el empate cayó mal, se estuvo muy cerca de lograr un triunfo clave. En el balance Estudiantes llegó un poquito más, pero tampoco fue claro merecedor del triunfo. Ahora se comparte la punta con Colón y hay muchos equipos cerca: River, Gimnasia, Central, San Lorenzo y Lanús que tiene su partido postergado. Un torneo muy parejo y el sábado un partido chivísimo en Arroyito. Otra vez con varias bajas: Gil Romero finalmente con la quinta (hay que agradecerle a Delfino que insólitamente no lo echó), Martínez lesionado y si no llega Verón, habrá que inventar algo para acompañar a Damonte en el medio, posiblemente con Leo Jara. Lo bueno es que vuelven el Patito y Auz... digo, lo bueno es que vuelve el Patito.

sábado, 12 de abril de 2014

Triunfazo y a la punta

Gran victoria de Estudiantes 3-1 en Quilmes y se afirma en la punta del campeonato a la espera que jueguen Colón y San Lorenzo. Como con Racing, fue un partido atípico para este equipo: contundente en ofensiva, marcó tres goles por segunda vez en el ciclo Pellegrino, pero al igual que en Avellaneda no tuvo una buena tarea defensiva. Quilmes le llegó mucho y por su fallas en definición y por un gigante Rulli apenas convirtió un gol.

Gran partido de Franco Jara para asistir dos veces a Carrillo que no perdonó y sigue creciendo en juego y goles. Enorme lo de Gil Romero en el mediocampo y buen partido de Jonathan Silva. Rulli otra vez gana puntos, sacó un tiro bárbaro abajo a su izquierda y por primera vez atajó un penal cuando un descuento de Quilmes (tras un regalo inexplicable del impresentable Baliño) hubiese complicado mucho faltando 15 minutos.

Si bien en función defensiva fue un mal partido y Quilmes llegó mucho, individualmente no hubo bajos rendimientos en ese sentido. Las fallas fueron colectivas y con responsabilidad conjunta con los volantes. El único titular de bajo rendimiento fue Auzqui, que se erró el cuarto tras una excelente jugada (creáse o no) de González. Goñi no entró bien, más allá de cometer el supuesto penal, y se lo vio muy impreciso.

El miércoles con River y con muchas bajas en la zona de volantes ofensivos. Correa por lesión, el Patito y Auzqui por quinta amarilla (inentendible la amarilla a Rodríguez) sumado a la posible ausencia de Verón. Quizás Pellegrino pruebe con Goñi de 3 y Silva de volante, y Rosales y Jara por la derecha, o tal vez ponga de titular a Luna cuyo sacrificio en la marca es nulo, o como con Racing pruebe a Martínez por una banda, donde no funcionó.

lunes, 7 de abril de 2014

¡Al fin!


Estudiantes pudo volver a convertir de local después de casi 360 minutos y quebró la racha de empates ganándole 1 a 0 a Argentinos. El gol tras una sutileza de goleador del uruguayo Olivera llegó faltando poco para el final del partido, cuando parecía que una vez más se iban a escapar dos puntos igualando en cero de local.
No fue la mejor versión de Estudiantes, sobre todo en un flojísimo primer tiempo, pero en el segundo con el buen ingreso de Luna y con un Argentinos más adelantado encontró más espacios y fue más punzante en ataque. También sufrió atrás donde Rulli estuvo otra vez fenomenal (un único error en el primer tiempo).

Triunfo vital tras tres empates consecutivos, tras ganar un sólo partido (el más importante) en ocho fechas.
Otra vez puntero en un torneo increíble, donde entre el primero y el octavo hay sólo tres puntos. Pero ojo, no es como en el torneo pasado cuando un Estudiantes muy irregular se encontró faltando poco con chances  (remotas) de pelear arriba por la mediocridad o paridad del torneo. Esta vez, sin lucir y con una preocupante falta de gol, Estudiantes merece estar arriba. Es de los mejores equipos del torneo, o de los menos malos, y está la oportunidad de aprovechar que equipos como Vélez tendrán que rotar por jugar la Libertadores.

Igual, el objetivo es otro. Clasificar a la Sudamericana y dejar un buen colchón para el futuro. Faltando siete fechas se igualó la temporada anterior.